Beautiful young woman close-up portrait

Detenga el envejecimiento

La búsqueda de la fuente de la juventud forma parte de la trama de innumerables películas y libros, esto se debe a que el no envejecer es el sueño recurrente de los seres humanos. Con la evolución de la dermatología, frenar el envejecimiento ya es posible gracias a las técnicas modernas que tratan al paciente de manera global.

 

Uno de los tratamientos es el Sculptra, que se inyecta en áreas específicas del rostro y ayuda a controlar el proceso de envejecimiento. “El ácido Poli-L-Láctico ayuda a administrar la pérdida ósea de colágeno y de grasa. Ésta pérdida es la principal responsable de las arrugas de envejecimiento facial”, comenta la dermatóloga Annia Cordeiro, directora de la Clínica de Piel Annia Cordeiro, centro de dermatología ubicado en Curitiba.

El ácido Poli-L-Láctico es un bioestimulante que actúa de diferentes formas. Una de ellas es estimulando la producción de colágeno – proteína que tiene función estructural en el cuerpo y que le otorga firmeza a la piel, combatiendo directamente la flacidez.

“Otra actuación que se está estudiando es la utilización del Sculptra en áreas específicas del rosto para prevenir la pérdida ósea. Con el envejecimiento, los huesos pierden volumen y la piel del rostro pierde sustentación, lo que resulta en flacidez, arrugas y pérdida del contorno facial”, explica la Dra. Annia.

Administrando esta pérdida, se obtiene como resultado un rostro más harmónico con un diseño y contorno preservado y aspecto más joven.

Debido a su actuación contra la flacidez, el Sculptra también se indica para el cuerpo, brazos, rodillas, muslos, codos, pecho y cuello.

Infórmese: 55 41 3026-1790 o contato@annia.med.br.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *